26 diciembre 2011

Comentario de Texto - PINEDA: MERCI, MONSIEUR


Un post navideño dedicado a todos aquellos que me han oído hablar de Michel Pineda. Familia aparte, pocos seguidores actuales de este blog tienen noción de aquella frase mágica de "Yo soy yo ... y Michel Pineda" y todo el mundo "Second Life" que tenía montado alrededor.


Mediados de Junio de 1984. En pleno auge del "Yo Cantera" y por incorporar jugadores de futuro prometedor, aterriza en Sarriá un joven delantero de apenas 20 años, procedente del AJ Auxerre francés. De madre vizcaína y padre burgalés, llega en calidad de oriundo. Su nombre: MICHEL PINEDA OZAETA (Gien 9-6-64). Pocos le conocen.

Si le tenía que buscar un pero era que nos salió afrancesado... Hablando, que en el campo era de los que se pegaba hasta con las rayas del campo...

Formado bajo las órdenes de Guy Roux, toda una institución a la hora de descubrir talentos, juega en el inicio de la campaña 1983-84 con el primer equipo del club de la Borgoña, pero acaba la temporada con el filial que milita en 3ª División. Toda una incógnita.

Forcadell no ha resultado ser todo lo que se esperaba y la marcha del mayor de los Orejuela (Jesús) a Club Atlético Osasuna, obliga a Xabier Azkargorta a reforzar el frente de ataque. PINEDA es su apuesta.
La campaña 1984-85 arranca mal. Tras las 5 primeras jornadas el RCD Espanyol no conoce la victoria. El juego no convence. La grada sisea. Hay que hacer algo. A Sarriá llega el Athletic Club de Clemente. El campeón. Azkargorta mueve ficha y se la juega con PINEDA que, por primera vez, arranca de titular formando pareja atacante con el "Negro" Giménez.

 Otro crack el "Negro" Gimenez... Es al único que le he visto hacer en directo un control dejando muerto el balón en sus pies a un saque largo de Tommy N'Kono con un central echándole al aliento en el cogote...

Y aquel 12-10-84 será su primer día de gloria. A los 13' minutos el hispano francés consigue su primer tanto como blanquiazul batiendo a Zubizarreta. Es sólo el primero de muchos que vendrán. Pero este vale la victoria (1-0). La primera de la temporada. En el minuto 80', exhausto tras vaciarse sobre el césped, deja su lugar a Márquez. Ovación de gala.

Quince días más tarde, el Real Racing Club aparece por Sarriá con el "Magu" a la cabeza. A los 28' minutos (3-0) en el marcador en uno de esos días que al RCD Espanyol le da por desenfrenarse. Todos llevan la firma de PINEDA. El ariete conecta rápidamente con la grada. Como si hubiera estado aquí toda la vida. El 9 es suyo. Forcadell tendrá que esperar.

La de veces que oí a mi padre decirle paquete, me recuerda a las disputas que tiene ahora con su nieto mayor cuando hablaban de Callejón en Cornellá.

El francés no es un dechado de técnica, pero es valiente. No se esconde en el área. Presiona sin parar. Remata fácil y rápido. Va bien de cabeza. Lo da todo. Y tiene hambre. Ganas de agradar.

Y sin embargo....

Con Lauridsen dirigiendo en la medular, su sociedad con Giménez funciona más que aceptablemente. Entre ambos logran anotar 23 goles. PINEDA llega hasta los 14 y acaba como "Pichichi" del equipo. Todo un lujo para un recién llegado que, por si fuera poco, se da el lujo de abatir al Real Madrid en Sarriá (2-0) con un doblete personal. Mejor imposible.

Tras una temporada irregular (1985-86), la llegada de Clemente le devuelve al centro del escenario. PINEDA tiene el perfil de delantero que agrada al de Barakaldo. Se fue Giménez (no hubiera aguantado mucho con Javi) y ahora sus socios en vanguardia son "Pichi" Alonso y Valverde. Vuelven los goles. Esta vez 13. Y llega la UEFA.

El estreno en Bockelberg ante el Borussia Monchengladbach es de lujo (0-1) y lleva su firma en el minuto 32'. Es sólo el inicio de una gran aventura. Excitante. Histórica. Pero con un desenlace cruel como pocos.

En no se que partido de esos, Clemente lo pone de capitán... ¿Se ha vuelto loco? No! El árbitro es Vautrot y nada como un francés de capi para pelotearle un poquito.

La noche de Leverkusen, PINEDA está en el banquillo. Losada le ha comido el terreno. Poco que decir.
La derrota deja al club en estado de depresión total y su posterior gestión  le mete un túnel negro de difícil salida. Adiós a Lauridsen, Soler, Valverde, Losada, Job, Miguel Ángel y Zúñiga. Mala papeleta para los que se quedan. Entre ellos PINEDA que, junto a la vieja guardia de los N'Kono, "Pichi" Alonso, Diego Orejuela, Iñaki y Gallart, vivirán la cara amarga del fútbol.

No hace tanto hemos convertido a Pineda, N'Kono, etc. en los Gorka, Moises, Tamudo de Glasgow... Y Valverde en las dos fiestas, of course.

Pese a su compromiso y su lucha permanente, el equipo de la campaña 1988-89 va muy justo de fútbol y no puede escapar de la temida promoción. Michel, aunque con sólo 5 goles, acaba siendo el máximo goleador blanquiazul pero no puede evitar que el tren acabe descarrilando en el Luis Sitjar. Tras el (2-0) que nos condena a 2ª División, PINEDA se derrumba sobre el césped llorando a lágrima viva. Un drama.

Esta sí que no, que no la queremos volver a ver ni en pintura.... Nunca más!

Pero el de Gien es un luchador y se partirá la cara para que su RCD Espanyol vuelva donde él lo encontró. La campaña 1989-90 en 2ª División es dura. Durísima. Tras cambiar de entrenador y contratar varios jugadores a mitad de temporada en busca del ascenso, el cuadro de Sarriá se sube al carro de la promoción a última hora. PINEDA colabora con 6 goles. No es mucho. Pero su ascendente en el equipo es vital. Decisivo.
Finalmente el objetivo se consigue en La Rosaleda en una noche sólo apta para corazones de acero. Es el último partido de PINEDA que, ya en la prórroga, deja su lugar al canario Andrés. El RCD Espanyol vuelve a 1ª División. Donde debía estar. Donde lo encontró PINEDA. Es hora de decir adiós tras 6 campañas de una intachable profesionalidad y amor a los colores blanquiazules.

Aquí debería acabar este relato. Seguramente PINEDA también lo hubiera deseado así. Pero no es posible. El fútbol, a veces, ofrece historias inverosímiles, y la del ariete francés y el RCD Espanyol es una de ellas.

Tras dos temporadas actuando en la Liga gala con el Toulon, PINEDA es reclutado por el Real Racing Club en la recta final de la temporada 1992-93. Los cántabros luchan por retornar a 1ª División mientras el RCD Espanyol se desangra otra vez en la dirección opuesta. Sus caminos se cruzan en otra fatídica promoción y, casualidades del destino, será un gol del francés el que mande a los blanquiazules al pozo de la 2ª División por cuarta vez en su historia.

Pedí a mi hermano me trajera de París la camiseta del Toulon. No la consiguió. Sólo consiguió que le tomaran por loco en unas cuantas tiendas de deportes.

En la ida de Sarriá, los cántabros vencen con un gol de PINEDA (48') nada más iniciarse la segunda mitad. Michel no lo celebra por respeto. Cabeza gacha, la cámara le sigue. Lágrimas en sus ojos. Aunque vestido con la zamarra del rival su corazón es blanquiazul.

Seguramente es el gol que nunca hubiese querido marcar. Pero aquel RCD Espanyol era carne de 2ª División si o si, y tarde o temprano tenía que llegar el fatal desenlace. Que fuese PINEDA fue sólo una jugarreta del destino que no puede hacer olvidar la enorme profesionalidad con la que siempre defendió la camiseta españolista.

Dado mi historial, siempre he dicho que esa situación tenía algún mensaje subliminal dedicado a mi persona. Todavía no he consguido interpretarlo...

Por todo ello; merci Monsieur Pineda.

Hoy cuelga de mi cas un autógrafo suyo dedicado, gracias a las gestiones de mi suegro. Seguro que Michel debió flipar cuando le dijo el hombre que era para un admirador suyo de 40 años....
 
Sus caídas en el área poniendo las rodillas primero, símbolo inequívoco de que no era penalty, y su "Si arbitro dise penalty es pemalty, si no pita penalty no es penalty" cuando algún arbitro picaba, su gol de cabeza desde fuera del área, su camiseta por fuera, sus brazos en jarra, su echada de cabello hacia atrás, su caminar mirando al suelo diciéndo NoNoNo ...

Gracias Monsieur, por todos esos años juntos!!!

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Si las Cartas de agradecimiento son siempre emotivas y elogiables, los Comentarios de Texto de Gratitud son doblemente plausibles. ¡En-hora-buena, Jucasel!
En el otro equipo de la ciudad no hemos tenido tanta suerte con los jugadores procedentes de la dulce Francia: hemos fichado jugadores malos (Dugarry, Déhu, Christanval y Dutruel), regulares (Petit, Blanc y Thuram) y buenos (Giuly y Henry), pero sólo uno pasará a la historia del fútbol, como Michel Pineda: Monsieur Eric Abidal.

¡Felices Fiestas!

Juanan

Ernesto Frattarola dijo...

Qué hermoso. Pineda, un jugador para recordar.

Catkatracha dijo...

Yo todavía tengo a Michel como contacto en el Messenger ;)
Bonito post
¡Bonito día!

Nathb64 dijo...

Hi Catkatracha, I don't speak spanish so I hope you speak english. I went to college with Michel and I was looking to find old friends but couldn't find any way to get in touch with Michel. This would be a great pleasure for me if you're still in touch with him to help me.If it's possible let me know.
Thank you very much. Nathalie