26 marzo 2017

Mañana de fútbol

Por cuestiones metereológicas y de salud, hoy he podido hacer uno de mis clásicos de los últimos años y que he dejado de hacer esta temporada: "madrugar" (siendo sólo espectador y llegando en la segunda parte) e ir a un partido de veteranos. Que jugaran al lado de casa también ha facilitadi las cosas.

Las 3 fases en fotos.


#Veteraneando: El año pasado dejé el fútbol medianamente serio, y hasta hoy no había vuelto a ver a mis antiguos compañeros, algo que he aprovechado hoy y me he alegrado de ver a los que aún quedan. He de reconocer que siempre te entran ganas de reaparecer cuando los ves por allí corriendo, ya sea con pena o ya sea con gloria.


#BocataPostPartido: Ese clásico posterior a los partidos ha quedado atrá, y siempre nos qeueda la duda si el balance entre lo que perdís jugando lo superabas con los bocatas y bebidas de después. Hoy al sol y entre ex-compañeros futboleros ha representado un desayuno de película. 

La nota negativa ha venido en el partido de despuñes, donde uno de los chavales que jugaba se ha quedado en el suelo retorcido ante una jugada que apensa parecía haber tenido ningún tipo de peligro. No creo que llegue a averiguar que le ha acabado pasando pero al final entre lo que ves y lo que oyes, realmente no era nada halagüeño. Mi deseo de que se recupere pronto y acabe jugando mñas partidos que yo cuando regrese a los terrenos de juego.

Y al final, mi arrebato de hoy ha sido correr pasando por delante de este campo, porque me dije que madrugaría algo parecido los domingos para ir haciendo algo de deporte, cosa que no he hecho y que repercute en un estado físico del que no estoy muy contento y que me gustaría mejorar. El típico reto que he empezado hoy y que probablemente dejarñe mañana mismo... ¿o no?



24 marzo 2017

#ComentarioDeTexto - Here’s Why I Don’t Bring a Laptop to Meetings


I can type twice as fast as I can write with pen and paper. I’m a gigantic believer that the best place for words, thoughts and documents to be stored is in the cloud — not in notebooks, not in filing cabinets.

Lo de la velocidad no creo que lo cumpla tan a rajatabla, pero que el mundo ahora es cloud no lo dudo.

Digital is fast, smart and convenient. I have drunk this Kool-Aid. I have proclaimed, loudly, its many virtues. But as much as I believe in digital organization and efficiency, there is something I believe even more deeply. It’s that you are more important.

Bueno vale, tú eres más importante pero no por ello voy a tirar mi computadora. Como todo, es cuestiñon de cómo la utilizas.

If you’re sitting across the table from me, I want you to see and know that I’m fully present with you.
I want you to see me jotting notes on paper because I want you to know that I’m focused on you, your words, your story. I don’t want you to ever wonder whether I’m behind my laptop responding to email while we’re talking.

Ese es el tema, Pero esta impresión la puedes dar igual con una computadora que con un móvil, que con un papel y un lápiz, e incluso sin nada. No me digais que nunca os habeis encontrado con uno que está con vosotros hablando y lo ves que en ningún momento te mira ni se fija en ti. Busca más allá, por ponerlo en modo trascendente. 

You know why? I’ve been in way too many meetings where the person I’m talking to is nodding and mmhmming while typing furiously at their laptop. I don’t know what they’re doing, but I don’t believe it has much to do with me. Doesn’t feel great.

Eso no es que te haga sebtir bien. Eso es mala educación en mi opinión.

If we’re in a meeting together, you are worth my attention. You are more valuable to me than the efficiency I love so much, and I want you to know it.

Mi conclusion? La atención no depende del trasto que tengas delante, pero puede dar una primera impresión que despues corrobores o calles.



This post was inspired by Stephanie Dankelson’s recent post on Living in the Present, and the way we approach work and relationships here at Human Design.

23 marzo 2017

#ONGDaily - Médicos del Mundo

Hoy me han parado desde Médicos del Mundo. Ha sido Xavier. Puede que sea de los más nuevos en este aspecto, pero que ha sido franco y sincero en su explicación y planteamiento.

Lo que no me ha gustado es que se necesite para valorar su trabajo que le tengamos que rellenar toda una serie de datos que no he querido dar porque implicaban un inicio ce acuerdo de donación, y ya todos sabeis que ese apartado lo tengo priorizado con Catratxhos y ACOES. Me he ofrecido a darle mi teléfono y que me llamen para valorar su trabajo, pero no ha sido suficiente. por ello dejo constancia de ello en twitter, y también en este post.

Como siempre, no voy a valorar las tareas de estas ONGs que me enbcuentro casi cada día camino de mi trabajo, ni a la gente que les realiza las tareas de sensibilización y captación. Toda aportación para este tipo de iniciativas bienvenidas sean.

18 marzo 2017

17 marzo 2017

#ONGDaily - Acción contra el hambre

Ayer no me pillaron en buen momento pero no pude evitar detenerme y escuchar a esa voluntaria que me explicó la pulsera (que en realizada va en el brazo) y cómo Acción contra el Hambre se centra especialmente en niños de 0 a 5 años en más de 40 países, la mayorñia en África.



Como siempre, una vez la he escuchado, me ha tocado a mi hablar de ACOES y de nuestra candidatura al Princesa de Asturias.

16 marzo 2017

La última volea

Hoy tengo la sensación de haber hecho mi última volea. Esa que no preparas y que, en pleno fragor de la pachanga y nunca mejor dicho, te cae del cielo. Pasas del que está en la porteria, ese amigo del alma que luego me la ha recordado y por su culpa estoy ahora escribiendo esto, de quien se pueda poner delante, te pones en posición, marcas los tiempos y sueltas la pierna para que el balón acabe estrellandose en un larguero que aún resuena. Y se cumple aquella teoría de que a veces un buen "gong" de un larguero valea casi más que un gol (o que un caño).

Sí. Era una pachanga de jueves, uno de esos últimos reductos que hacen de tribu de Asterix en lo que a partidos de fútbol se refiere. Puede que mi última volea real fuera aquella del campo del Hospitalet Atlético una de esas mañanas de domingo a las ocho y en la salida de un corner, en un balón que me cayó del cielo y que acabo en la red, pero que no acabó en gol porque ese domingo estaba arbitrando el tío con la oreja más fina que he visto vestido de negro, que me oyó decir "quietos, quietos"...

Estamos en esa etapa en la que marcamos esas cosas que puede ser la última vez que haga, como aquel partido de futbol once medianamente serio en campo del Espluguenc, que acabamos diez en esa estepa de campo, y que he dejado escrito para no olvidarme de ello. El que he puesto en la web era más amistoso que real, aunque supongo que fue más el último. O como ese gol que no he dejado escrito en ese mismo campo, en el que me atreví a subir al ataque a mis cuarenta y muchos años y que acabé rematando como hacía cuando tenía veinte. O ya puestos, con ese balón salvado bajo palos en el que volé como un portero para sacar un balón en un uno contra uno ante un delantero. Y ya dejadme acabar con ese día contra el Espluguenc en el que me tuvieron que cambiar porque de un golpe inintencionado un contrario me pusó un ojo como un tomate, y me cambiaron porque no veía nada. Esa semana, gafas de sol aunque hizo un tiempo nublado de perros. No había selfies para inmortalizarme pero estaba de película de Terence Hill y Bud Spencer.

Termino con un titular de Fernando Torres que visualiza este sentimiento con el tema futbolero.

“Afronto cada partido como si fuese el último; lo que tenga que ser, será”

Y nosotros que lo veamos. Días despues daba el susto en Riazor.




13 marzo 2017

#ComentarioDeTexto - El "jet lag"

Jordi Évole es uno de los mediáticos que ya suelo tener inyectado por propios y extraños. Pero si la recomendación viene de quien vino, pues hay que leer. Y en este caso, comentar.

No sé muy bien dónde, encontré una especie de definición de 'jet lag'. Dudo que tenga algún valor científico. Bueno, no lo dudo, no lo tiene. Pero ahí va: "'Jet lag'. El cuerpo viaja primero. El alma llega después. Como amantes que quieren encontrarse en una cita clandestina". Teniendo en cuenta que en tres días he ido y he vuelto de Estados Unidos, diría que mi cuerpo y mi alma deben como mucho haber coincidido unos minutos desayunando en el calórico 'breakfast' del hotel de carretera en Michigan.

Agree. Un desayuno de esos te llega al alma.
 
Lo bueno del 'jet lag' es que te lleva a una especie de colocón permanente que hace que no me crea mucho lo que pasa a mi alrededor. Por ejemplo, recién llegado al aeropuerto de Detroit me enteré de que Montull había dicho que las comisiones del Palau de la Música no eran de 3%, si no del 4% a petición de Convergència. No me lo creí. ¿Qué partido de gobierno va a pedir más dinero ilícito para financiar sus cosas? Imposible.

La realidad supera a la ficción y nunca crees que te pasa a ti. A partir de ahí, a escuchar, y un tequila por cada vez que en esas excusas aparece la palabra Madrid.

Luego conocí a varios votantes de Donald Trump. Y oigan: ni parecían unos extremistas, ni unos radicales, ni unos locos fanáticos dispuestos a hacer cualquier cosa por volver a hacer grande a América, como decía el eslogan de campaña del presidente americano. Era tan normal esa gente que había decidido votar a Trump, que también opté por no creérmelos. Seguro que estaban disimulando su fanatismo para despistar a un pobre europeo que está convencido de que los americanos están locos y que tienen sus casas llenas de armas por lo que pueda pasar.

Los yanquis engañan. Te crees que todos son unos vaqueros descabezados, y va y luego te dan unas cuantas vueltas y lecciones, y te cuestionas si el que no debería votar en unas elecciones eres tú.

INCREDULIDAD

Igual mi incredulidad era tan alta porque todavía no había aterrizado mi alma. Pero llegó el miércoles y me pasé la mañana buscando un bar para ver el Barça-PSG. Lo encontré. Y claro, ahí sí que no tuve dudas. Aquello no podía estar pasando. Un gol del Barça marcado en el minuto 95 por un tío de iniciales S.R. y que no es Sergio Ramos. Que no hombre, que no puede ser.

Mi incredulidad sería ver una conversación del Barça sin que salga el Madrid.... Sí, ya sé que cambiais Barça y Madrid por Espanyol y Barça y os quedais tan anchos Yo lo hago mucho.

Para corroborarlo, miré el Twitter (con lo bien que estaba yo sin él). Y ahí me encontré con el 'president' de la Generalitat escribiendo esto: “No hay nada imposible. El Barça lo acaba de demostrar jugando al fútbol. Catalunya lo demostrará decidiendo su futuro. Y diremos yo estaba allí". Estaba claro que yo seguía colocado con el 'jet lag'. ¿Cómo un presidente iba a mezclar fútbol y política si eso nunca ha pasado? Pero para asegurarme visité algunas webs de periódicos de tendencia independentista y vi que esas palabras no habían suscitado mucha polémica. Era otra señal inequívoca de los efectos del 'jet lag'. Con lo que hubiesen dicho si el tuit lo hubiese escrito Mariano Rajoy vinculando, yo que sé, la recuperación económica con una victoria del Madrid. Cada vez lo tenía más claro: nada de lo que estaba viviendo, estaba pasando.

Ah! La política y el fútbol. Ese boomerang que siempre lo tiras y vuelve. Lo lances de un lado o de otro siempre igual de cansino.

Mi cuerpo creo que llegó a Barcelona ayer. Mi alma debe andar haciendo un enlace en algún aeropuerto europeo. Igualmente me senté el domingo por la tarde a ver otro partido de fútbol. Aquí no hubo remontada. Que alguien me confirme que tampoco pasó, por favor.

 Es que aquí ya no había nada que enmascarar...

Y se ha dejado a Guardiola! 
Pero no lo comento porque hay gente que dice que ando un poco obsesionado con ello....