15 abril 2007

Corresponsal en Da Luz - Benfica 0 Espanyol 0


No podíamos recuperar mejor las corresponsalías que con el partido que fuimos a ver a Lisboa en cuartos de final de la UEFA, algo que no olíamos desde mis tiempos de estudiante.

Como en la última final asistida, no estábamos del todo convencidos de lo que podía pasar, pero como tantas otras cosas en la vida, ir a estos partidos hay que ir cuando se tiene la oportunidad, que nunca sabes si será el último que puedas disfrutar.

Y a fe que lo disfrutamos. Desde el principio, comiendo por el centro de Lisboa; algo disperso por culpa de un marrón en un Metro de una isla de cuyo nombre me hicieron acordar mis dos días de vacaciones. Pero divisando periquitos en el país de las águilas.

Camino de Da Luz, nos topamos con una riada perica que ocupo el nuestro y dos vagones más. Despues, esperar el metro siguiente para completar esa parte de a comitiva y para ser escoltados por el cuerpo de gala de la policia de Lisboa. Y todo sea dicho, sin nigún incidente ni ninguna incidencia.


El paseo triunfal concluye con un goteo exasperante de registros: uno a uno fuimos pasando todos por las manos de las fuerzas del orden, que prestaron especial atención a los elementos más sospechosos, como los integrantes del Komando Besona.



El partido fue de sufrimiento, pero nunca a los niveles del sufrimiento perico por definición. Bien armados en la primera parte con esa defensa con Jarque como más veterano, y con Ito y Moises a destajo. Algún diente enseñado con Pandiani, Riera y Luis García, y un Benfica con más impresión que nueces.

En la segunda el tema se complica. Nos echamos atras. La gasolina empieza a fallar. La artillería portuguesa afina... Pero allí aparece San Gorka. Ya han puesto su parada tantas veces como el gol de chilena de Ronaldinho. Yo estuve allí, y eso era un gol como nunca los había visto dentro, pero apareció la fe de un portero y la sacó. También apareció la suerte, en forma de postes, y en forma de Torrejón llegando el primero de cuatro a un rechace. Nuestro poste no equilbraba, pero en los minutos finales el equilibrio lo puso Jonatas, llevando el balón allá donde el Benfica no llegaba, regalando tranquilidad a la afición y oxígeno a su defensa...
Y el final. A la canción pregunta de dónde está el aguilucho la respuesta ya la pusieron los periódicos. El águila fue Gorka; pero ese nombre lleva detrás el trabajo de un equipo y el apoyo de un puñado de pericos, que igual no se oyeron ni se vieron demasiado, pero que tuvimos la suerte de estar allí.



8 comentarios:

Atticus dijo...

¡¡¡Enhorabuena!!! Por cierto: ¿encontraron una bufanda azulgrana en la bolsa de la chica de la foto?:-p
PD: Tranquilos, que en el Werder no juega ningún coreano -que yo sepa-:-p

gLòRiA dijo...

CALLA, CALLA!

En cuanto tenga un ratillo escribo yo "MI" crónica del partido....


;)

frattwocat dijo...

Al que empiezo yo a tener envidia es a Tamudín: ¡no se pierde ni una!

Felicidades por esa semifinal. Pero tenéis que empezar a preocuparos por los radicales: ese Komando Bessona tiene mala pinta... :-p

Catcatracha dijo...

Enhorabona!
Espero que després ho celebréssiu amb un bon "Queijo" i un "Vinho Verde"... Mmmmm Portugal!!! Quins bons records!
Petonassos i a veure quan ho celebrem aquí, que ja fa massa que no ens veiem!

gLoRiA dijo...

El Komando Bessona llevaba un pedazo bolso preparada en todo momento por si hacía falta darle un zurriagazo a algún pajarillo descontrolado -léase : periquitos,buitres,águilas y otros especímenes que corrian y volaban por ahí-

Y RADICAL-mente casi me ponen del revés : y eso que no llevaba ni banderolas con/sin águila -que las hubo!-, ni bufandas, ni camisetas a rallas de color blanco/rosa/azul/(marrón-haceunsigloquenoveolalavadora....),ni tamboril ni silbato!!!!

Artane dijo...

Felicitats! Esperem la crònica des d'Alemanya!

Bitxa...i després aguantant aquells càntics pericos...

Anónimo dijo...

See you in Glasgow,
a friendly city
with nice stadiums
delicious beer
a bad weather
but a good atmosphere!!!!
JohnAnthony

oktomanota dijo...

vaya que cara que quedo al cuidador de la aguila , los pericos les comieron jaja