27 julio 2012

TYA - ¿Dónde estabas en el 92?

20 years ago! ¿Dónde estabas el día de la inauguración de los JJ.OO. de Barcelona? Yo, muy cerca, como casi todos mis 45 (perdon, que cuando se lea esto serán 46) años de vida.

Es inevitable un post recordatorio, y vale la pena decir que la culpa fue de un Informe Robinson que seguro que algún canal fusionado estará emitiendo en estos momentos más/menos 24 horas.

No me jugaría nada que he reencontrado a alguno de los "We are the drivers, my friend!" que nos pasamos toda la Olimpiada paseando guiris USA de un lado a otro. Va a ser muy dificil recordar las fechas exactas y clavarlas en el blog, pero nunca digas!

A mi me tocó conducir. Y cuando las perspectivas que te hubieran gustado, y que los más listos de la clase habían consegudio, quedaron atrás, nada como un especialista en Renaults, conocedor de la geografía urbana de la ciudad de al lado, y con un nivel de inglés financiado por la familia a base de subidas a la zona alta en horarios no de pesca (nunca digas!) para ser un NBC Olimpic Boat Official Driver....




Y ante la pregunta de lo que has hecho durante estos 20 años, la respuesta es una sonrisa tirando a mueca, mueca que nunca será de queja, pero sí de... rabia? lamento? tristeza? por lo que se ha dejado de hacer, por lo que pudo haber sido. Pero mueca que vuelve a sonrisa de fortuna, y a veces hasta de satisfacción y optimismo.

El 92 fue un buen año, de fin de etapas y de incio de otras. La más anecdótica puede ser la de los aviones... Gracias a un amiguetes que se nos casó en Canarias, pillé un avión casi 20 años despues. Si en esa época me dicen la de aviones que he tomado en los siguientes 20 años... #SignOfTheTimes le llaman por las redes sociales.

¿Y los Juegos? Pues no me quejo en general: entradas para la familia, que vieron la medallas de plaza, y para mi que las aproveche para ver ciclismo, la medalla de plata de Waterpolo, y el tercer-cuarto puesto del fútbol... Ahí sí me quedó la espina: a mis jefes yanquis les machaque en todos los idiomas que quería una entrada de la final del fútbol, que las cambiaba por todas las que me daban... Y aún me acuerdo del yanqui que me dijo "Don't worry", y de mis intentos que me las diera antes se que pasara lo mejor (peor). Del Dream Team, ninguna chance en un barco plagado de americanos. Pero lo que son las cosas, ayer vi al nuevo Dream Team en el Palau Sant Jordi jugando contra España un amistoso gracias a las gestiones de la besona. ¿#MensajeSubliminal?

Y acabo con las anécdotas de drivers NBC:

- Allí descubrí a Don José, tras todo un día detras del de la intendencia, con órdenes estrictas de comprar "tequila marca Jose Cuervo" para la fiesta de los conductores. La curiosidad pudo conmigo esa noche, y la resaca no apareció conduciendo al día siguiente.

- Entrañables los padres del locutor de los partidos de basket de la NBC. Los paseé todo el día, me llevaron a comer con ellos, pero lo que más me descolocó fue cuando se quisieron tomar las pastillas contra la malaria a la hora de comer... Y eso que no les llevé a mi escalera, sino al Triton de Pedralbes.

- Geniales la pareja de dueños del mejor caballo de competición del equipo americano. Dejaron el coche en zona grúa y nos pasamos horas buscando se acordaran donde era, y en qué Deposito Municipal estaba el vehículo. (Eps! Twenty Years Ago, no móviles, no Google Maps, ...)

- Incrédulo de mi cuando me decían todos los yanquis que hablaba inglés de maravilla... Tras la escena de las pastillas anti-malaria ya me di cuenta que no sabían a qué tipo de país venían.

De fotos, esto es lo que he rescatado... Pagaría por verlos de nuevo TYA!!!


Una más que me acabo de acordar: el rótulo SOCCER que me agencié vivió muchoas años en la parte de atrás de mi R-5, hasta que se volvio blanco ilegible.

2 comentarios:

Ernesto Frattarola dijo...

Qué joven... Y ahí sigues, TwentyYearsAfter, dando guerra...

Juan Casellas dijo...

Tan joven y tan viejo...