28 junio 2007

Rayando el sol de Coronitas

No es que sea uno de mis grupos de referencia, pero Maná siempre puede aparecer con alguna de sus canciones o de sus versiones. De hecho, el "Se me olvido otra vez" cantado por un tal Fher al lado de Adriana y con un tal Sergio a la guitarra, fue de lo primero que me encantó escuchar de esta banda del Jalisco tequilero.

No se explayaron con su último trabajo y, cuales Secretos conocedores de lo que venimos a escuchar, se repasaron casi todas las melodías que un no-ferviente-seguidor tiene en la memoria. Especial mención personal a ese Muelle de San Blas o a esa Mariposa Traicionera, Banda Sonora del verano Honduras 2003, especialmente por la sesión en directo que un catracho de pocos años nos ofreció en un barco camino de Roatán. Algún día, siguiendo los pasos de Homeless, pondremos una encuesta de relación canción -> Lugar Geográfico.

Si no nos sorprendieron por los temas a incluir, si lo hicieron sus principales componentes: el Señor (con mayúculas) de la batería, que se marcó un sólo de 10 minutos o más, obsequiándonos con un recital nunca visto por las lentillas que llevo puestas: en todas las posiciones, baterazos a todo lo que le alcanzaban los brazos a la velocidad y ritmo que le venía en gana... Todo ello sólo interrumpido para meterse entre pecho y espalda y de un solo trago la Coronita de rigor semi-patrocinadora de este concierto y de tantas otras actividades. La bessona preguntó que le habían dado de comer: supongo que el secreto es lo que se puso a beber: Aviso para navegantes y artistas del instrumento...

Otra de sus estelaridades fue la de subir cuales Bruces a una chica del público, procedente de la Zona Franca, que asistió a las melodias de salón que se marcaron al calor de un sofá rojo. Vino, guitarra, canciones ... Eso sí, por un momento y cuando dijo que iba a invitar a una chica a cantar, uno ya se esperaba a la Venegas, de paseo por nuestras tierras en estas fechas.

Y cómo no, la música. Rockeros, cañeros, tal vez previsibles en las melodías, pero dignos de admirar y de seguir.

Y acabo con uno de los puntos ya destacados por Homeless: Esa canción para esos niños que seguro han visto en calles de su México querido. No hace falta estar demasiado tiempo por allí para darse cuenta...

el niño tiene un guardian flaco, fiel y cariñoso
un perro callejero escudero llamado oso
no se quieren morir no dejan de sufrir
pero juntos se la ingenian se la rifan para sobrevivir

Ciertamente, me paró un rato el concierto y me sacó hacia otros paisajes.

Y como posdata intrascendente, lo de siempre: esta vez la excusa para hablar del equipo de la nación fue el mexicano Rafa Marquez: Quedar segundos sirvió para que no apareciera el grupo vestido de azul y grana.

6 comentarios:

Artane dijo...

Mana té un d'aquells showdrummers que deixen amb un pam de nas el respectable per la seva explosivitat i jocs malebars amb les baquetes.
Per això no sorprèn que els bloggers li dediqueu una menció especial i més línies que a la xarxa de metro de Bcn o Mallorca.
Són estils...

frattwocat dijo...

No sé per què sospito, Artane, que el bateria de Maná no t'acaba de fer el pes...

Atticus dijo...

Si es que eres un incomprendido, Artane! Jucasel, queremos un post con las habilidades de Artane ya!!!

PD: Menos mal que no tocó demasiadas canciones de su último disco...:-s

jucasel dijo...

El showdrummer es como cuando vamos a ver los partidos de futbol y nos quedamos con las maravillas individuales. Luego tenemos que ver si eso es aceptable y de calidad dentro de un conjunto.

Quizas que he hecho una crónica demasiado periodistica al estilo de ¿Sport? ¿TV3?. Domino menos la música que el fútbol ...

Anónimo dijo...

Charlie ANIMUS!, que tu ho fas de conya!

Però és que lo del batería de Maná....és "lo nunca visto". I a més és un tipo simpàtic.
L'home es transforma i de cop és com un pop que està a tot arreu...i a més la visió des del cap és impressionant.

La bessona va al.lucinar...com la resta dels presents!

Ell : com a mínim hi va deixar uns quants kilets a l'escenari i mooolta energia!.

gLòRiA ;)

Artane dijo...

L'home que coneix tota cuca musical de la dècada dels 70 i 80,que ens inicia en músics -que a més a més canten- dels 90...per força ha de tenir criteri!

Per fer desaparèixer dubtes...Álex González,el bateria de Maná, és extraordinari i em sembla envejable les habilitats que ofereix amb les seves baquetes, assegut a la cadira o dempeus sobre el bombo, o tocant d'esquena amb els ulls tapats. Reconegut en el drummerworld!
Suposo que forma part del show de Maná. Només és que no estic acostumat aveure un baterista com a centre d'atracció d'una banda...!


Un baterista mexicà:
Antonio Sánchez
(no és el germà del de Maná ni tampoc és el de JV, que també tela...)