06 enero 2007

Tradiciones anuales de ayer y hoy (I)


Noche de Reyes


Ante una de las preguntas de estas Navidades sobre el secreto para seguir haciendo ( a mi edad, eso no lo dijo pero se leía entre líneas) determinadas actividades un poco "desfasadas", la respuesta fue tan sencilla como real: "Hacer las cosas como si fuera a ser la última vez que las puedo hacer". Se puede aplicar a muchos ámbitos de muchas vidas, y por eso hoy me animo a contar alguna de aquellas cosas que este año he(mos) podido volver a hacer y nunca digas si se va a poder hacer el año que viene (NOTA: Sin melodramas: contamos que no se va a poder hacer por culpa de otras prioridades o circunstancias, no por irnos al otro barrio).


La primera que comentamos se remonta al nacimiento del primer niño de mi pandilla de Santa Eulalia (Hey!, aún quedamos algunos viviendo en este barrio!!!), puede que haga más de 10 años aunque no me atrevio a poner fechas. También es probable que no se hiciera con el primer niño, o sea que lo dejaremos en 10 años, que es bastante probable. JP y yo nos pusimos la corona y nos fuimos a la Fira de la Gran Via a la caza del regalito para la(s) criatura(s), eso sí sin olvidarnos de dos cosas fudamentales: la primera, comprar ese regalito que dejamos en uno de los coches de la Campaña de Reyes, y la segunda, pasar por el Tijuana a celebrar la noche de Reyes... Ésta última parte no siempre se ha cubierto: obligaciones de uno u otro nos lo han impedido alguna vez. Incluso una de las primeras veces (mea culpa) no fuimos la noche de Reyes sino a la mañana siguiente. Y alguna vez nos hemos quedado solos uno de los dos componenetes, pero siempre hemos contado con refuerzos ocasionales que han colaborado con nostros ¿verdad ojalancia?

Ayer, una llamada el día anterior ya nos confirmó que ambos contábamos con esa fecha apuntada en nuestra agenda mental. Quedada por la noche, aparcamiento potrero justo al lado, paseo y compras por la Gran Vía, y un par de cervezas y chupito en nuestro Tijuana, donde también nos cayó un pequeño obsequio.


There's a good tradition of love and hate staying by the fireside
And though the rain may fall - your father's calling you
You still feel safe inside
And though your ma's too proud - your brother's ignoring you
You still feel safe inside

Referencias

5 comentarios:

frattwocat dijo...

Verdad, jucasel. Y fue una gran experiencia. A repetir, como si fuera la última vez...

Atticus dijo...

Mmm... no sé si darme por aludido. La lectura que das a la pregunta planteada es errónea ya que la edad no se mide en años... Eso sí, no te diré lo que hice esa noche como si fuera la última vez! Bésameeeee, bésameeee muuuuchooooo:-p!

jucasel dijo...

No hace falta que me cuentes lo que hiciste esa noche: hoy he pasado por delante de la afortunada farola de la Rambla Catalunya :p

Atticus dijo...

Era un farol...:-D

Atticus dijo...

Pôr cierto, quitando una "d" al título se me ocurre una serie de posts también interesante, jeje:-p