14 diciembre 2005

Poli de alquiler


De nuevo la web de Pericos Online me inspira a referenciarlos para invitaros a leer un poco de los avatares del futbol. Esta vez, no va tanto de blanquiazul, sino de la gente del fútbol, demasiado satanizados por más de un@.


Poli de alquiler

Propone Montserrat Tura que el Espanyol y el Barça paguen la factura de los policías que se ocupan de que la ley impere en los estadios. La iniciativa, sin duda, agradará a esas parejitas alérgicas al fútbol (ahí están, enterrados en cervezas y dominicales y vitoreando la decisión de la consejera): “Ya era hora de que alguien se atreviera a poner a estos bárbaros en su sitio, que alguien decretara que sean ellos quienes corran con los gastos de su propia enajenación”. También a mí me satisface la medida. Sobre todo porque, más allá de la sangría que suponga, inculcará en los clubes un cierto sentido de la responsabilidad. Si la idea finalmente cuaja, tal vez los directivos admitan, siquiera por imperativo económico (descarto dolorosamente el imperativo moral) que un apuñalamiento fuera del estadio es algo que, efectivamente, les concierne. No obstante, y dado que el fútbol no es el único escenario que requiere la presencia de las fuerzas del orden, aguardaré impaciente a que la implacable Tura extienda esa medida a otras latitudes. A la concentración del 11 de septiembre, sin ir más lejos. Que sea Carod Rovira quien abone el despliegue para contener a sus cachorros en esa atávica competición de esputos patrióticos. Que sea Unió de Pagesos quien sufrague el dispositivo que impide el abordaje de la consejería de turno en nombre de la denomi(nación) de origen. Que sean los ocupas bongoseros quienes suelten la gallina cada vez que cientos de policías aplacan su párvula ira. No hay tregua. Los ciudadanos que cortan la ronda porque la realidad les incomoda también deberían pasar por caja, ahora que el consistorio se ha tomado la molestia de reprimirlos. Y a los reyes magos de Oriente, que pronto desfilarán por Barcelona junto a toda suerte de funcionarios, cabría ordenarles que dejaran un puñado de euros al pie del pesebre municipal. Estoy convencido de que el público que acude al fútbol no pondrá objeciones al desembolso cuando otros colectivos, incluso los que patalean contra el advenimiento del amanecer, se avengan a hacerlo sin rechistar.

Autor: J M Albert de Paco

2 comentarios:

frattwocat dijo...

¡Viva Pericos Online!

Atticus dijo...

Como canta uno de los artistas favoritos de Jucasel, "dicen, dicen, dicen y no saben lo que dicen...:-p".